Seguridad en Costa Rica.

17.07.2018

Urgen estrategias de seguridad en Costa Rica

Siany Villalobos sianyv@yahoo.com | Martes 17 julio, 2018


Urgen estrategias de seguridad en Costa Rica

La situación del país en materia de seguridad ciudadana se complica cada vez más, los números no mienten, el año 2017 concluyó como uno de los más violentos en Costa Rica. Pero como si el escenario no fuera una llamada de atención, el primer semestre de este 2018 aumentó la violencia en nuestro país convirtiéndose en un periodo poco promisorio para la tranquilidad de la ciudadanía.

La ola de homicidios en el primer semestre de 2018, registra más que 2017, comparando con el mismo periodo, principalmente los crímenes vinculados al narcotráfico, venganzas o ajustes de cuentas, igualmente van en aumento los asaltos, los robos y tacha de vehículos, la legitimación de capitales, la trata de personas, son evidentes y manifiestas las falencias en nuestros sistemas de seguridad y no se perciben acciones concretas para la atención de la problemática.

Es extraño observar cómo se fija la atención de forma directa en la situación fiscal y poco se habla de la gravedad del ambiente de inseguridad que vivimos, será difícil entender que en un país las altas tasas de criminalidad van en contra del desarrollo económico, el bienestar de la población y que en algún momento llegarán a afectar gravemente una de nuestras principales fuentes de ingresos como lo es el turismo.

Recientemente las autoridades del OIJ realizaron en la Asamblea Legislativa una presentación titulada "Problemática asociada para el país", mostraron algunos datos que me gustaría compartir, por ejemplo: el turismo representa el 33% de las exportaciones del país, aproximadamente 600 mil personas de forma directa o indirecta dependen del turismo, es decir un 27% de la fuerza laboral del país, reconocen que "el costo de no hacer inversión en materia de seguridad es GRANDE, pues las pérdidas económicas que pueden surgir de la afectación de imagen internacional del país, afectarían no solo el 27% de la fuerza laboral sino también a los empleados que dependen de la inversión".

De acuerdo con el corolario y como si eso fuera poco nos encontramos con una noticia de un medio escrito de circulación nacional, poco halagüeña, titulada "Análisis internacional desnuda plan de seguridad de Carlos Alvarado", menciona que el actual gobierno carece de un plan coherente para enfrentar la creciente inseguridad, como dice el refrán popular "ya éramos muchos y parió la abuela".

Costa Rica cuenta con personas muy calificadas en materia de seguridad, no podemos descubrir el agua tibia, ni quedarnos con acciones de policía represiva, se deben tomar acciones de prevención, inteligencia, estrategias para combatir la delincuencia de raíz, no podemos seguir con políticas económicas restrictivas en el área de la seguridad nacional, porque de seguir por esa senda de ahorro sin distinción, ni priorización, la broma saldrá muy cara en perjuicio de todos y todas.

Aún más grave a esta situación es la administración de justicia en nuestro país, cuando vemos con admiración que delincuentes reincidentes atrapados por la policía en hechos delictivos son liberados horas después. Ni siquiera es suficiente robarse las reservas de combustible de Recope para ganarse unos días en prisión preventiva. Que alguien salve este país, por favor...